Blog

III Congreso Internacional del Correctores de Textos en Español (CICTE).

El corrector dentro de las empresas: un nuevo camino hacia el asesor lingüístico.

El Congreso Internacional de Correctores de Textos en español se celebró hace una semana en el auditorio de la Casa del Lector de Madrid, los días 24, 25 y 26 de octubre. Tuve la gran suerte de asistir a ponencias muy interesantes sobre mi profesión de correctora y de otras funciones incluidas en el mundo editorial y del lenguaje.

Un encuentro organizado por la Unión de Correctores (UniCo) que nos lanzaba una propuesta esencial, sorprendente y nueva: hay un nuevo horizonte laboral que está esperándonos a todos los correctores más allá del mundo de la edición. Este horizonte es el corrector como asesor lingüístico, un especialista del lenguaje y la edición que es capaz de adaptar un mensaje adecuado a un contexto y a un público específico.

Curiosamente, el libro queda a un lado en este congreso de las palabras y sale a la luz una demanda en un terreno que en un futuro puede ser lugar dónde funcionar asesorando y fomentando el cuidado por el lenguaje, pero lo cierto es que aún muchas empresas no están nada concienciadas de esta necesidad, incluso no saben que existimos para esto. Nosotros ahora debemos hacer un trabajo añadido de germinar dudas, de crear necesidades de una mejor expresión que garantice éxitos empresariales con una imagen escrita. De hecho el lema de este congreso lo definía: ¨Tus palabras son tu imagen¨.

Este cambio de mirada hacia otro horizonte se debe en parte a la crisis que están sufriendo muchas editoriales las cuales están prescindiendo de este puesto del corrector que controla la calidad del libro que se publica para que una misma persona cubra de una vez varias funciones editoriales. El proceso de producción editorial se ha degradado muchísimo, no te pagan mucho por ello, no se cuida la publicación de los libros. Es cierto que el periodo de crisis económica que estamos viviendo afecta no solo a las editoriales sino también a los medios de comunicación que por el mismo motivo dejan de contratar a los correctores en sus periódicos aunque nadie niegue que los necesitan muchísimo y que los ¨salvaría¨ de muchas dudas y errores diarios con el lenguaje.

Para este tema que pretendía ser la propuesta del congreso se organizó una mesa redonda, La vida más allá de la editorial: asesores lingüísticos en empresas, en la que teníamos en frente a María Irazusta de la empresa Irazusta Comunicación; Cristina Sierra, correctora de una empresa de abogacía; Antón Lado, editor gallego en Reverso servizos lingüísticos y Antonio Calvo Roy, periodista de la empresa Divulga que se dedica a la elaboración de contenidos de comunicación científica y ambiental. Todos ellos se encargan de cuidar el lenguaje que utilizan sus empresas tanto en lo que escriben como en lo que dicen. Son ¨asesores lingüísticos¨.

Cristina Sierra trabaja de correctora y asesora lingüística en un despacho de abogados, da servicios a toda la empresa. Corrige documentos jurídicos, actas, contratos… Y lo que hace periódicamente mediante un email es dar asesoramiento lingüístico, es decir, manda recordatorios, sugerencias, consejos… de cómo se escribe correctamente. Pone en práctica la idea de: ¨tú sabes esto, pero solo te lo recuerdo¨, así se va creando una conciencia mayor del cuidado al escribir.

Antón Lado viene desde Galicia y participó en el primer encuentro de asesoría lingüística en el año 2006 en Santiago de Compostela. Antón es asesor lingüístico en Galicia, allí lo que hacen es asesorar a las personas que trabajan para el gallego en comunicación.

María Irazusta trabaja como asesora lingüística en una empresa de comunicación, nos cuenta su experiencia tratando mucho el tema desde la comunicación que damos a la empresa. Nos habla de la importancia de la imagen de la empresa y que con nuestro trabajo de asesorar estamos dando ese valor y buena reputación a la marca de la compañía. Afirma que: ¨El poder de la palabra y del lenguaje tiene mucho más poder del que parece. Ahora las empresas están empezando a darse cuenta de esto y demandan este trabajo. La reputación de la marca se está cuidando más: cómo se dice es importante, no solo qué se dice. Les hace falta un asesor lingüístico. Todavía queda mucho por concienciar porque a otras muchas empresas les da igual o no reparan en ello, pero las empresas que sí lo están reclamando valoran al asesor como una buena inversión, ya que repercutirá en su empresa si ganan más clientes o no, es un valor añadido. Hay clientes que eso lo valoran¨.

Antonio Calvo, periodista de la empresa Divulga es asesor lingüístico. Propone que tengamos iniciativa y llamemos a la puerta de las empresas con una preocupación por el idioma que contagie y les haga partícipes de la importancia. Así llega nuestro trabajo necesario a sus nidos. Hay que tener mucha habilidad para vender tu trabajo, pero también solo con ganas, iniciativa y poniéndoles el ¨gusanillo¨ de la duda a cada ingeniero que se encuentre allí. Motivar, concienciar a toda la empresa que la lengua es un instrumento más, esencial para el trabajo que hacen y que si lo emplean bien pueden ganar mucho. Asegurarles de que si se descuida el contenido se devalúa mucho su trabajo; ganan en legibilidad y es imagen unificada para la firma. Tanto la forma como el contenido son importantes.

Esta ponencia la vivimos como reveladora, se quedaron aun así muchas preguntas en el aire sin contestar del todo después de ella. Una nueva expectativa laboral más allá del entorno de la edición: ser corrector en una empresa. Lo que es lo mismo que ser un ¨asesor lingüístico¨.

El concepto y término de ¨asesor lingüístico¨ se cuela inesperado como una nueva demanda, una necesidad al servicio de las empresas. Nadie nos enseñó en esta labor, cómo manejarla, si tenemos que tener conocimientos de comunicación y de imagen corporativa, pero estamos con un pie dentro y mucho en el aire. Solo es trabajo de nosotros el saber qué labor debemos hace ahí y cómo hacerla.

Por eso a los correctores nos toca reinventarnos, innovar, crear nuestro propio trabajo, buscar dónde hay texto. Servirnos de los nuevos sistemas de comunicación que aparecen con la red: blogs, páginas webs personales o empresariales… La nueva realidad digital y la autopublicación también nos necesita muchísimo.

Cada vez la gente escribe más, ahora hay muchas vías de comunicación escrita que te permiten comunicar, y por eso los errores que siempre hemos cometido se evidencian más. Es cierto que escribir en la red te permite corregir tu error en un momento y como si no lo hubieras tenido, pero cuando ese error se cuela sin darte cuenta es cuando supone una gran repercusión por la cantidad de ojos que lo leen y llegas a ser motivo de burla o pierde credibilidad lo que dices. Cualquier persona puede estar leyendo tu texto en muchas partes del mundo, la red se convierte en un escaparate que evidencia tus faltas de ortografía o descuidos gramaticales.

Hay muchas preguntas que se quedan sin ser respondidas después de este congreso, como a qué nos referimos cuando hablamos de corrección y asesoría lingüística, qué significan estas dos cosas hoy en día, si el corrector debe acabar transformándose en asesor lingüístico, o si son dos funciones distintas que tienen espacios distintos, pero que pueden convivir juntos.

En cualquier caso, nos llamemos asesores lingüísticos o correctores lo que es una realidad es que los que nos dedicamos a trabajar con el lenguaje seguimos siendo necesarios porque escribimos (y en estos tiempos mucho más) mediante él, hablamos a través de él; la lengua está presente en cualquier sitio que se comunique algo, y esa comunicación puede entorpecer o llegar fácilmente, puede estropear tu presentación ante el mundo aunque la forma sea muy buena, nosotros somos los mediadores de esa comunicación, sensibles a la búsqueda de la mejor palabra o matiz que haga entender mejor.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s